Los mejores trucos y consejos para ahorrar combustible

Los mejores trucos y consejos para ahorrar combustible

El precio del diesel y la gasolina, no está para derrochar, y seguro que lo peor está por llegar, por eso debemos ir mejorando nuestra forma de conducir con pequeñas pautas que nos ayudarán a ahorrar hasta un 20% de combustible, nuestro bolsillo lo notará pero también trataremos mejor nuestro coche y a la larga él también lo acabará notando.

¡Toma buena nota!

Cuida tu coche.  cuida el nivel y calidad del aceite, además habitúate a usar  tratamientos antrifricción como Faher adecuado y, muy importante, revisa llevar una correcta presión en los neumáticos ya que este simple gesto supone un ahorro de combustible notable. Si no tenemos el coche bien revisado y la inyección está fuera de punto o contamos con un filtro de aire en mal estado, podemos multiplicar por 2 nuestro consumo diario y también contaminamos mucho más, además de tener muchos problemas para pasar las revisiones de la ITV

Cuando arranques, asegúrate que el motor está en punto muerto y pisa el embrague nunca el acelerador el motor acciona los engranajes del cambio siempre a no ser que pises el embrague, independientemente de que esté en punto muerto o con una marcha insertada-, algo que aumenta el consumo un 10% en el momento del arranque. En los diésel, además, asegúrese de que antes de arrancar se ha apagado el testigo amarillo de los calentadores -ese que tiene forma de muelle-, pues esto también facilita la puesta en marcha del motor en frío.

Después de arrancar dale su tiempo al motor. No es bueno arrancar e iniciar la marcha justo a continuación, el aceite del motor debe llegar a todos los lugares mas escondidos del motor y esto lleva su tiempo, si no el motor no estará bien lubricado.

Utiliza la primera solamente para arrancar, después olvídate de ella. Cuando lleguemos a unas 1.700 rpm, en un diésel, y 2.200 en un gasolina cambia a segunda sin demora. Y recuerda para ganar velocidad, no pises el acelerador más de un 20-25% de su recorrido y hazlo siempre de forma suave y progresiva

Para cambiar de marchas utiliza bajas revoluciones: Entre 2.000 y 2.500 rpm en los coches con motor de gasolina; y entre 1.500 y 2.000 rpm en los Diesel.

 

Velocidad uniforme. Evita acelerones inútiles y frenazos in extremis. Utiliza la marcha más larga a bajas revoluciones del motor y con el pedal del acelerador pisando en torno a 3/4 partes de su recorrido.

Para conducciones en pendientes reduce la marcha. Así, aumentará el régimen de utilización del motor en unas 300 rpm -es decir, circulará entre 1.700 y 2.300 rpm en los diésel y entre 2.300 y 2.800 rpm en los gasolina.

 

Utilice el control de velocidad en autopista. Está comprobado que el uso de este sistema reduce el consumo en un 5% al mantener una velocidad constante sin acelerones

En atascos o con densidad de tráfico. No mantener el coche en primera porque el coche aumentará el consumo así como con mucho tráfico debemos evitar una vez más frenazos y acelerones manteniendo la distancia de seguridad

Si tu coche es automático, llévalo en modo automático; su uso manual o secuencial aumenta el consumo

Ahora solo queda que pongas nuestros consejos en práctica y empieces a ahorrar, y recuerda, si también quieres ahorrar en tus visitas al taller, recuerda utilizar nuestros tratamientos Antifricción HD   que disminuye la fricción entre piezas hasta un 90%, alargando la vida útil de maquinaria o motor y disminuye el exceso de consumo, temperatura y ruido y  Antifricción PTFE  que facilita una mejor lubricación, reduce el desgaste y que evitaras que en estros trayectos largos el consumo de combustible sea muy elevado.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *