¡Vacaciones! Prepara tu coche para el viaje

¡Vacaciones! Prepara tu coche para el viaje

Llega la época de vacaciones y es el momento de sacar nuestro coche del garaje después de un largo invierno y ponernos en camino hacia nuestro lugar de descanso. ¿Podría haber algo peor que tener una avería en el coche durante el viaje? Si quieres evitar quedarte tirado en la carretera, debes tener la precaución de revisar tu coche antes de partir. Estos son los puntos claves que debes tener en cuenta si no quieres tener sorpresas. Da igual que sea un trayecto corto o largo, los problemas no entienden de distancias y una avería puede echar al traste todos tus planes y arruinar tu presupuesto.

MOTOR

Sin motor no hay coche, eso está claro, por eso nuestra primera parada en la revisión de nuestro vehículo debe pasar por asegurarnos de revisar que todos los niveles de los líquidos se encuentren dentro de los márgenes máximo y mínimo recomendado por el fabricante. Aceite, el líquido de frenos, la dirección asistida, el refrigerante, entre otros.

Otra recomendación importante es que le echemos un vistazo general al vano del motor en busca de alguna zona húmeda que puede revelarnos una fuga. que no exista una fuga de alguno de estos líquidos. Debes prestar atención incluso si es pequeña, ya que podría ser un problema que se agrave a medida que vayas recorriendo kilómetros. Si nuestra revisión está próximo es mejor que adelantamos la visita al taller para realizar los cambios

oportunos.

AMORTIGUADORES Y FRENOS

Si no eres un profesional de la materia debes acudir a tu taller para realizar la revisión de estos elementos.  Se aconseja hacer una revisión de este tipo cada 40.000 kilómetros. Cuando tu coche tenga unos 100.000 kilómetros aproximadamente, deberías pensar en poner nuevas pastillas de freno. De esta manera estarás seguro de tener un alto nivel de seguridad al conducir.

NEUMÁTICOS

¿Saldrías de vacaciones sin tus zapatos? Los neumáticos son los zapatos de tu coche por eso debes tener en cuenta que la presión de la ruedas sea la adecuada, ademas de asegurarte que estén en perfecto estado, que no tengan alteraciones en la superficie como pueden ser bultos o cortes además de revisar los flancos, y que el dibujo es lo suficientemente marcado como para asegurar un agarre óptimo. No esperes correr o que los neumáticos respondan si no cumples con ello. ¡No olvides la rueda de repuesto, llévala siempre lista con la presión adecuada!

LA CORREA DE DISTRIBUCIÓN

Es un elemento esencial del motor que sufre un gran desgaste. En función del fabricante, del modelo y de la antigüedad del vehículo la frecuencia de cambio puede estar entre 60.000 y 240.000 kilómetros para los vehículos más recientes, o entre los cinco y los 10 años de antigüedad del coche.

AIRE ACONDICIONADO

Si no quieres que tu viaje se convierta en un infierno de calor recuerda que es  un sistema que requiere de mantenimiento. Por ello, si empiezas a notar que no enfría lo suficiente, probablemente necesite una recarga de gas.

LAS LUCES

Revisar que todas las luces nos funcionan correctamente: posición, cruce, carretera y anti niebla delanteras; posición, freno, marcha atrás y antiniebla traseras; intermitentes y si disponemos de ellas, luces diurnas y asegúrate de llevar el juego de repuesto y las herramientas necesarias para sustituirlas si fuera preciso.

¡Después de esta revisión ya puedes emprender el viaje! Recuerda que aunque no vayas a viajar debes vigilar estos aspectos en tu coche si quieres tenerlo contigo durante muchos años.

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *